Situación actual: en acogida indefinida.

Nacimiento: 2011 aprox

Rescate: Orcasitas, Madrid, 15/12/2018

Con personas: distante e independiente. Necesita mucho tiempo para adaptarse. Cuando coge confianza, campa a sus anchas por casa. No es una gata que busque la compañía humana.

Con gatos: sumisa. Convive con varios gatos más jóvenes que ella. Ha convivido con alguno territorial que le estresó y complicó su adaptación. Si conviviera con gatos, sería imprescindible que fueran muy sumisos, para que debido a su edad, pueda tener tranquilidad.

Con perros: nunca ha convivido. Creemos que no sería apta.

Salud: castrada, vacunada, desparasitada, con chip, – leucemia e inmunodeficiencia felina. Fue rescatada con costillas rotas, falta de visión por debilidad (la recuperó), no tiene dientes, y tiene un perdigón disparado cerca del estómago (no se le ha extraído, es más seguro dejarlo donde está). Se le escucha respiración un poco más fuerte de lo normal y a veces respira por la boca. En invierno hay que darle un suplemento vitamínico para que no le empeore la respiración.

Tratamientos temporales: con época de frío, se le nota la respiración más entrecortada de lo normal, y necesita unas vitaminas que se le dan en la comida blanda.

Tratamientos indefinidos: hasta ahora ninguno.

Alimentación: pienso Feral para gatos castrados. Latas para gatos castrados.

A tener en cuenta: tiene la costumbre de dormir debajo de la cama de la persona que la tiene acogida, o en un cestito de mimbre pegado al cristal de la ventana, donde le encanta pasar horas. No es una gata que busque compañía humana o felina, le gusta estar sola y tranquila.

Adaptación en una nueva casa: sería trabajar con ella para que se sienta tranquila y coja confianza. Dándole espacio, tiempo, hablarle de forma dulce y hacerle rutina de comida blanda, y dejándole un cestito de mimbre en la ventana por donde pueda cotillear, sería clave.