Situación actual: necesita nueva acogida

Nacimiento: 2010 aprox

Rescate: Puerta del Ángel, Madrid, diciembre 2019

Con personas: distante e independiente. No busca compañía humana, pero es tranquilo si le dan espacio. Come cerca de las personas, cuando coge confianza incluso de la cuchara, pero no se deja tocar ni coger en brazos.

Con gatos: en la colonia felina estaba siempre rodeado de otros gatos. Cuando le rescatamos con su hija Amparito y fueron a vivir 2 años a un refugio en semilibertad, se hicieron inseparables y se integró genial con más de 100 gatos inicialmente desconocidos. En su actual acogida no muestra muestra signos de agresividad ni territorialidad con los demás gatos (convive con 5 gatos adultos más). Al ser ancianito, imaginamos que lo único que busca es calma y paz.

Con perros: nunca ha convivido.

Salud: castrado, negativo a leucemia y negativo a inmunodeficiencia felina, vacunado, desparasitado y con chip. Se le han extraído algunas piezas dentales debido a la edad. En el refugio dio un bajón de peso muy grande y al hacer pcr dio positivo a calicivirus (un virus muy común en gatitos de la calle), y negativo a herpesvirus y clamidia. El bajón que le dio en el refugio se achaca a un problema autoinmune derivado del calicivirus. Pesaba 2,7kg, ahora se ha recuperado y está en 4,5kg.

Tratamientos temporales: estuvo tomando doxiciclina y prednisona durante 3 meses.

Tratamientos indefinidos: ninguno hasta la fecha. Necesitará revisiones periódicas. Si se le diera fortiflora o impromune no le vendría mal, pero como complementos ya que no están pautados.

Alimentación: le encanta el pienso Royal Canin +12 ageing y le viene bien para su boquita sin algunos dientes. Las latas las come genial

A tener en cuenta: toda su vida ha estado en colonia felina, y los últimos años los ha pasado en un refugio en semilibertad. Le ha costado adaptarse a un hogar y lo que más le cuesta es interactuar con personas, pero la clave es que haya otros gatos en la familia, y sea una casa con protecciones fijas y muy seguras.

Adaptación en una nueva casa: dejarle completamente a su aire, sin agobiar, atosigar, encorrer ni intentar tocarle ni cogerle. La compañía de otros gatos sería vital y muy positiva para su integración, y la rutina con comida (pienso y comida blanda) sería clave para que vaya confiando en las personas y haga pequeños acercamientos (como comer de la cuchara, o posteriormente de la mano). Las protecciones de la vivienda deberían ser totales y muy resistentes ya que cabe la posibilidad de que intente escapar.

✦Accede al evento de facebook aquí (vídeos, fotos, e info sobre su evolución) en construcción

Accede al álbum de fotos de facebook aquí