Buscar hogar a animales rescatados
Buscar hogar a animales rescatados

Buscar hogar a animales rescatados

Buscar adopción no es difícil, pero requiere tiempo. Nosotros dedicamos gran parte de nuestro tiempo a dar a conocer a todos los peques en adopción, porque a no ser que haya alguien de tu entorno que lo quiera adoptar, necesitarás herramientas para llegar a su futura familia adoptiva.

En caso de que no pudieras quedarte con el animal, te asesoramos para en caso de que lo quieras dar en adopción de forma particular, lo hagas de forma responsable. ¿Por qué? Porque mucha gente cree que dar un animal en adopción es regalarlo, y tenemos que ser coherentes y responsables: ES UNA VIDA. Aunque no sea tu intención, puede suceder que por no conocer más a la familia ni pasar ningún filtro, lo termines dando a personas equivocadas y que tanto esfuerzo no ha servido para que el animal continúe a salvo. Dándolo de forma responsable en adopción hará que las personas implicadas en el rescate del animal os quedéis tranquilas y consigáis lo mejor para el. 

Difusión

  1. Crea un evento en facebook, y hazle un álbum con unas buenas fotos. No intentes que de pena, ¡al revés! Resalta todas las buenas facetas del pequeño, y lo luchador que está siendo por salir adelante. Cuenta su historia en detalle y haz que la gente quiera seguir sabiendo de él. Publica vídeos donde se le vea jugando, cariñoso, mejorando en cuanto a su estado de salud, en consultas veterinarias, etc.
  2. Crea una cuenta de Instagram exclusiva sobre él, donde publiques vídeos y fotos, momentos dulces, divertidos, y pide a la gente de tu entorno y asociaciones de tu ciudad, que lo difundamos. Publica mínimo 3 veces por semana contenido variado.
  3. Crea una cuenta de TikTok exclusiva sobre él, donde publiques fotos y vídeos cortos: puedes añadir música, stikers y muchas cositas para hacer la publicación más llamativa.
  4. Difúndelo por Twitter y etiqueta a la gente de tu entorno y asociaciones de la misma ciudad.
  5. Haz carteles tanto para poder enviar por whatsapp, email, y poder imprimirlos y ponerlos por tu barrio, veterinarios y zonas donde transite gente y tenga un vínculo con los animales.
  6. Haz mucho hincapié a la gente de tu entorno cercano, por ser conocidos y así poder tener siempre información sobre cómo está el animal: familiares, compañeros de estudio o trabajo, amigos de amigos, etc. será un modo de asegurar que el animal está en buenas manos, además de poder animarles a ir a ver a los peques a tu casa y los conozcan en persona.
  7. Busca foros y APPs de difusión de animales en adopción.

Si alguien se interesa por el animal, detallales que es una VIDA, no un juguete. Que requerirá cuidados veterinarios, alimentación, cariño y estar pendiente de el, y todo eso conlleva un respaldo económico que si no están dispuestos a asumir, es mejor no darlo, por el bien del animal. Si ves que no les convence, no intentes convencer a nadie porque eso será que no lo quieren y terminarán devolviéndotelo o dejándolo por algún lugar en la calle, otra familia que no conozcas, etc.


El proceso de adopción que nosotras seguimos (y puedes ver en esta misma web) es:

  1. Una vez la persona contacta, le pedimos que conozca al animal. Si por algún motivo no se pudiera, recomendamos enviar todo tipo de fotografías y vídeos para que se haga una idea lo más cercana posible del animal.
  2. Pedimos que rellenen el Formulario Pre-Adopción. Esto es un buen filtro para saber si la persona será la adecuada, y saber si el animal tendrá una buena vida. Este documento lo encontrarás al final de esta página. Está adaptado a la versión particular, por supuesto no autorizamos que se complete con ningún dato relacionado con Asociación Colonia Procats.  
  3. Si convence la información facilitada en el formulario, sería conveniente hacer una llamada o videollamada para disipar posibles dudas y ver la casa. Fijarse en si las ventanas, balcones, terrazas y jardines están protegidos de forma segura (nada de redes con velcro o cremalleras: rejas, redes fijas que tapen al completo la ventana, etc.), ver cómo tienen cuidados a los animales de la familia, si hay otras personas en la familia, como interactúan con los animales de la casa o qué piensan acerca de la nueva llegada, si la casa reúne unas condiciones básicas y generales de higiene, si la persona se muestra sensible y entusiasmada ante la llegada del animal, si tiene intención de dejarlo salir a la calle, etc. Recordamos que si el animal es un poco esquivo o temeroso, deberá ir con una persona que le pueda dedicar tiempo para que se adapte bien, de lo contrario te lo terminará devolviendo. En este caso especial, comenta con detalle todo lo que el animal necesitará, no te dejes nada en el tintero: ese tipo de cosas solo hacen que luego haya más opciones para que lo quieran devolver. Lo mejor de todas maneras es animar a que vayan a visitar al animal y lo vea el futuro adoptante en su actual casa.
  4. Si la visita fuera bien, ya sería llevar al animal al veterinario antes de llevarlo a su nuevo hogar. La cartilla veterinaria debería detallar fecha y sello del veterinario, y el animal si aun no ha alcanzado la edad mínima para ser esterilizado, tendría que ir: vacunado, revacunado, desparasitado, testado y con chip a tu nombre como responsable.
  5. Llevarías al animal a su nuevo hogar. Una vez allí, ya sería firmar el Contrato de Adopcion. En este contrato podrás detallar el estado de salud con el que das al pequeño y tendrás el compromiso de la persona que los adopta firmado, para que, si lo abandona, hace daño, o no lo tiene atendido, puedas reclamarlo y traértelo de vuelta. Si lo ves conveniente puedes pedir que te den a modo donativo por la adopción, parte de los gastos veterinarios del animal, o que el adoptante se comprometa a llevarlo al veterinario y te lo reporte después. Otra cosa muy importante es que al gato le pongas chip a tu nombre. Eso hará que a nivel legal, el gato sea «de tu propiedad» y si vieras algo extraño o que no te guste de esa familia, podrías reclamarlo. Para reclamar al animal sería indispensable el contrato de adopción firmado y el chip a tu nombre.  Este documento lo encontrarás al final de esta página. Está adaptado a la versión particular, por supuesto no autorizamos que se complete con ningún dato relacionado con Asociación Colonia Procats.  
  6. Hacer seguimiento: pide alguna foto, ve a ver al animal, etc. Y al cabo de 6 meses o 1 año (según lo especifiques en el contrato) ya podrías quedar con el adoptante en la clínica (así puedes ver al animal en persona) y hacer el cambio de titular del chip.

Siguiendo estos pasos, podrás conseguir una buena adopción, o pasar muchos filtros para tener más posibilidades de que la adopción sea exitosa. Como todo, nada es seguro: la vida da muchas vueltas y podría ser que al cabo de un tiempo por algún motivo, el adoptante te devolviera al animal. Tienes que ser consciente de que esto podría pasar, y de ser así sería volver a comenzar el proceso.

Sabemos que es un proceso muy arduo, lento, detallado… Llevamos 6 años aplicándolo y hemos gestionado 100 adopciones de las cuales menos de 5 han sido devueltos. Creemos que lo hacemos lo mejor posible y esperamos que tras aprender de nuestras propias experiencias, las tuyas sean más positivas todavía. Hemos conocido gente maravillosa que ha cuidado, y cuida, a todos los pequeños que hemos rescatado. Y estamos infinitamente agradecidos con todos ellos.