MOTIVOS PARA ACOGER

Al no tener refugio ni voladero, es imprescindible la colaboración de las familias de acogida para tener al animal en un hogar hasta que consiga adopción, para pasar cuarentenas, de forma temporal, indefinida, etc. Gracias a esta labor, la asociación puede crecer y seguir ayudando a nuevos animales que necesiten ayuda.

CÓMO GESTIONAMOS UNA ACOGIDA

Resumido en pasos, el proceso consta de:

  1. Rellena el Formulario de Acogida:
  2. Anímate a ir a conocer a aquellos que sientas que podrías ayudar. Recomendamos sobre todo ser conscientes de los límites de cada uno, para no sentirnos sobrepasados, y ver que somos capaces de controlar la situación una vez el animal esté en su nuevo hogar de acogida.
  3. Iremos a conocerte para afianzar la decisión y hacer que todo fluya lo mejor posible. Damos apoyo informativo con consejos sobre adaptación, o cualquier duda que surja.
  4. Llevaremos al animal, con su correspondiente contrato de acogida (en el cual establecemos unas clausulas comunes referentes a no maltratar, abandonar, tenerlo bien atendido, no dejarlo salir a la calle, etc.) y una ficha informativa con los datos de la persona responsable del seguimiento del animal, para que sientas apoyo desde la asociación y tengas un contacto directo con un miembro de la misma.
  5. Finalmente, haremos un seguimiento para saber que el animal se adapta bien. Solicitaremos vídeos y fotos, así como si la situación lo requiere, iríamos de forma presencial, todo siempre bajo el consentimiento de la familia de acogida.
  6. Cualquier duda puedes escribirnos y estaremos encantadas de explicar el proceso de una forma más detallada, así como hablarte de todos los gatitos de la familia procatera que te están esperando.

¿A QUIÉN ACOJO?

No son muchos los animales exóticos que tenemos, pero los más comunes son palomas y roedores. Ambos necesitan pasar un proceso de cuarentena en el que estar aislado unos 30 días, para posteriormente pasar unas pruebas veterinarias y determinar su estado de salud. Esto es imprescindible para asegurarnos de que los resultados sean verídicos para posteriormente poder juntar al animal con otros animales de su misma especie, o incluso distinta. Dependiendo del carácter y vivencias del animal, hay algunos que necesitan más tiempo y paciencia para adaptarse a personas o animales, y otros que no necesitan tanto trabajo pues son más mansos y sociables. Por eso recomendamos que la acogida elija al animal teniendo estos factores en cuenta, junto con el tiempo de dedicación para cada caso. Si no lo tienes claro ¡escríbenos!